Harry Styles Live – La víspera del concierto

DIANA, DATE RÁPIDO QUE VAMOS A LLEGAR TARDEEEEEEE. VIEJA, POR FAVOR VAMOS A PEDIR EL UBER YA. SÍ, ESOS ARETES TE PEGAN, ESTÁS BELLA, VÁMONOS. Esta era yo dos horas antes de que empezara el concierto. Honestamente no sé cómo mi amiga me aguantó, porque yo estoy clara de que estaba insoportable, pero los nervios no me permitían estar de otra forma.

Salimos como a las 7pm, y el concierto empezaba a las 8pm. Okey, estamos a tiempo, respira. Ya después de tanto planificar este viaje, todo tenía que salir perfecto. En el trayecto nos tocó un venezolano de Uber, con el cual nos reímos bastante. El camino entero iba soñando despierta. Es hoy, dentro de pocas horas. El momento que he esperado desde que escuché su álbum por primera vez está aquí, es este. Soy demasiado afortunada. Me sentía agradecida, confundida a la vez por la perfección de todo.

Llegamos al BB&T Center, el estadio donde sería el concierto. Este es un estadio de hockey que está ubicado al lado del Sawgrass Mills, y tiene capacidad para más de 20,000 personas. Eso es MUCHA gente. Nunca había asistido a un concierto en el extranjero, por lo que todo esto era nuevo para mí. Incluyendo el hecho de tener que tirarme mis foticos afuera rápido porque la seguridad me estaba mandando a, en buen dominicano, quitarme del medio. Girls, keep moving, c’mon. Lo seguía repitiendo y yo loca por sacar una foto chula, pero gracias a mi asistente personal, Diana, lo logramos. Pero también le tuve que sacar la suya, claro está.

Nos ponemos en la fila, y wow, la verdad que los gringos tienen su mérito. Todo es tan organizado, no se les escapa nada. Luego de que pasamos la seguridad, subimos las escaleras eléctricas para llegar al piso donde estaban nuestros asientos. Mierquina, no hemos cenado. Con el juye juye de llegar a tiempo, se nos olvidó comer algo. Ustedes supieron, que tuvimos que pagar como US$20 cada una para comernos un hamburger, unas papitas y un refresco. Por lo menos estaba bueno.

Acabamos de cenar, y cuando entramos al estadio para buscar nuestros asientos, fue impresionante. Era enorme, el escenario se veía perfecto. Mientras me quedaba asombrada viendo lo chulo que estaba todo, buscábamos nuestros asientos. Sección 306, fila 3W. Si esta es la fila 2 entonces tiene que estar aquí aba.. ah no, pero ésta es la fila 4. Pero, ¿Y entonces? En ese momento me dio un mini ataque al corazón. Ya yo me estaba yendo lejos pensando que nuestras taquillas eran falsas, que no teníamos asiento… ah, pero espérate. Ya me acordé que nuestros asientos eran accesibles para personas en sillas de rueda. Entonces apliqué un poquito de inteligencia y me di cuenta que era el palco que estaba justo al lado. Le pregunté a un papá que estaba con su hijo si esa era la fila 3W, y asentó con la cabeza. Entramos, halamos unas sillas de metal y nos sentamos.

Literalmente teníamos un palco para nosotras dos solas, porque antes de que empezara el concierto el papá y su hijo se fueron. Esto se traduce a más espacio para bailar, igual a una Mariela más loca y feliz.

El concierto lo abrió una cantante country llamada Kacey Musgraves. Dio un show lleno de energía y la verdad es que tiene una voz muy hermosa, pero yo estaba tan ansiosa por ver a Harry que ni atención le estaba prestando. Y Diana por otro lado que me tenía loca esperando el momento en que yo soltara esas lágrimas como una niña de 12 años para grabarme. Es que ella sabía que podía contar con eso.

Kacey Musgraves acabó a eso de las 8:35pm, y empezaron a arreglar el escenario nuevamente para Harry Styles. Yup, entonces realmente lo veré cantando. A las 9pm, se apagaron las luces. Gritos, gritos, gritos. Solo hizo falta dar una vuelta 360 para darme cuenta que no era la única fanática del astro que estábamos a punto de presenciar. Muchas niñas para mi sorpresa, pero creo que estaban ahí más por fidelidad a One Direction que al mismo Harry. O esas niñas tienen muy buen gusto musical y les gusta el soft rock.

La pantalla se enciende. Un rubik’s cube aparece. Se está armando, desarmando. Todos estamos ansiosos porque se termine para que salga Harry. Salen las manos de Harry armando el cubo, los gritos aumentan. Se repite el patrón. Se repite de nuevo. De nuevo. Así pasó media hora, hasta que se armó.

GRITOS. Empieza a sonar el inicio de Only Angel, y las lágrimas empiezan a manifestarse. Apenas podía ver entre mis ojos aguados, pero me sentía en el cielo. Luces blancas iban subiendo despacio, pasando por la cara de cada una de las personas que estaban en ese estadio. Mi corazón está latiendo demasiado rápido, gritos, lágrimas, demasiadas emociones juntas. Supe que de verdad estaba feliz cuando las jóvenes de la fila de adelante se voltearon y me pusieron una cara de En serio, ¿A tu edad? Pero en el buen sentido de la palabra, solo se rieron y yo seguí con mi voceadera.

Volviendo a lo angelical, las luces siguen subiendo. No puedo creer que estoy aquí, voy a ver a Harry St…

¿Qué pasó? Se apagó la música. WTF. Weyyyy, ¿Qué está pasando? ALOOOOO.

CONTINUARÁ…

¿No leíste el post anterior de #HarryStylesLive? Clic aquí.

Un comentario sobre “Harry Styles Live – La víspera del concierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s